Los despojos de la urbanización Las Lamparillas, que debía haberse convertido en un espectacular resort con casi 4.000 viviendas en el término municipal de Fortuna, bien podrían servir de escenario a alguna gran producción cinematográfica sobre una época posterior a cualquier tipo de catástrofe nuclear, ambiental o bacteriológica. El paisaje de decenas de duplex desvencijados o, en el peor de los casos, de simples estructuras de hormigón entre las que parecen filtrarse las risas, susurros y llantos que un día debían haber acogido entre unas paredes que nunca se acabaron de construir, encoge el alma del visitante y llega por momentos, más que estremecer, a aterrorizar.

Esa atmósfera de desolación, ruina y tristeza, de ilusiones perdidas, de sueños frustrados, de esperanzas agujereadas, es la que han tratado de captar las decenas de personas que han tomado parte, a lo largo de los últimos meses, en el concurso fotográfico ‘Urbanizaciones fantasmas y las cicatrices de la burbuja inmobiliaria’. El certamen ha estado promovido por la plataforma reclamacionesviviendasnoentregadas.es, que gestiona el gabinete jurídico Lexlegis, y el club Clic Clac de Yecla, que buscan concienciar sobre un problema que afecta a cientos de compradores de casas en toda España, pero con especial incidencia en todo el sureste de la península.

Puede leer la noticia entera en el siguiente enlace:https://www.laverdad.es/murcia/yecla/imagenes-desolacion-20190216004437-ntvo.html